A lo largo de la historia han existido personas que sin una formación profesional pueden llegar a realizar cosas sorprendentes de manera autodidacta y que dejan un precedente en la historia, por ejemplo, retratar la vida de los afroamericanos en Estados Unidos y ser el primer director de raza negra de una gran película de Hollywood.

Gordon Parks fue un fotógrafo, escritor, músico y director de cine. Nació el 30 de noviembre de 1912, en Kansas, Estados Unidos. Siendo el menor de 15 hermanos, en una familia pobre y al haber quedado huérfano de madre cuando tan solo tenía 14 años, su futuro no era nada prometedor, sobre todo si a esto le sumamos el hecho de que vivía en una época donde la segregación racial era muy marcada en los Estados Unidos, en la cual, incluso los propios profesores los desalentaban a seguir estudiando, pues les decían que su futuro era trabajar como portero o empleada doméstica. Algo curioso de este hecho es que Parks apenas fue a la secundaria y sin embargo llegó a acumular más de cincuenta doctorados honorarios.

Su sentimiento constante de que no debía fracasar, lo llevaron a ser un autodidacta que se apasionó por capturar y documentar muchos de los aspectos más importantes de la cultura estadounidense desde principio de los años cuarenta.

Su talento con la cámara lo llevó a convertirse en un icono de la fotografía del siglo XX. Fue el primer fotógrafo afroamericano de la revista LIFE, desde donde pudo captar imágenes humanitarias, relacionadas con el racismo y la pobreza, así como también fotografías con personajes públicos, celebridades, políticos, atletas y más.

Además de su habilidad con la fotografía, Gordon Parks llegó a destacar también en otros campos creativos como la escritura, la música y el cine, donde se convirtió en el primer cineasta negro en producir y realizar un largometraje de éxito en Hollywood, basado en su novela más vendida, The Learning Tree, en 1969.

Gordon Parks continuó trabajando hasta su muerte en 2006 y cosechando reconocimientos como la Medalla Nacional de las Artes en 1988.

Me di cuenta de que la cámara podía ser un arma contra la pobreza, contra el racismo, contra todo tipo de males sociales. Entonces supe que tenía que tener una”.- Gordon Parks.

Este artículo fue publicado originalmente en nuestro boletín quincenal el 11 de octubre de 2017. Si quieres conocer estas historias en el momento en que las publicamos y antes que nadie, suscríbete a nuestro boletín Proyectum.

Sobre el autor: Omar García es Director Editorial de Proyectum, el blog de TenStep Latinoamérica. Es co-fundaddor de RONIN Educación y ha colaborado en distintos blogs.
Opt In Image
¡Suscríbete a Proyectum!

Recibe lo mejor de Proyectum en tu correo