Al momento de publicar este artículo tan solo 5 semanas nos separan del 2018. Para muchos, me incluyó, este periodo en el que termina e inicia un año nuevo es perfecto para visualizar los retos profesionales que nos esperan en los próximos meses.

Si eres del tipo de persona que se niega a ser como una cometa que va hacia donde el viento lo lleve, seguramente planear tu carrera profesional para el 2018 te hace sentir con un paso adelante e incluso te emociona. Si es tu caso, a continuación te compartimos 5 recomendaciones para que tu carrera profesional siga en ascenso.

1- Planea. En este blog ya hemos hablado del valor de la planeación en los proyectos, pues bien, los próximos 12 meses en tu carrera profesional son un proyecto importante que merece ser planeado. Visualiza la meta y los objetivos que deseas alcanzar al final del siguiente año, identifica a los interesados del proyecto, aquellas personas que te pueden ayudar o interferir para cumplir tus objetivos, planea el presupuesto que vas a requerir, identifica los riesgos que se pueden presentar y arma una ruta con los objetivos que vas a ir consiguiendo hasta llegar a la gran meta.

Si estás decidido a planear te aseguro que llegarás a un mejor entendimiento de las cosas que quieres lograr y el cómo las conseguirás. Una herramienta que te será de gran utilidad es la WBS, pues es muy visual y al estar armándolo, entenderás las dimensiones e implicaciones de tu proyecto. Aquí algunos consejos para crear tu WBS.

2- Piensa en el siguiente trabajo. Hay un dicho conocido por muchos: “el mejor momento para buscar un trabajo es cuando no lo necesitas”. Como dice un reciente artículo de Fast Company: “El objetivo no es fomentar acciones paranoides, presuntuosas o prematuras”, se trata de tener al menos una ligera ventaja cuando las situaciones se compliquen. Imagina que el día de hoy te anuncian que es tu último día en tu empleo actual, mañana tendrías que comenzar a buscar un nuevo empleo, lo que significa actualizar tu Currículo, registrarte en bolsas de trabajo y retomar tu perfil en LinkedIn.

La recomendación es, mantén constantemente actualizado tu currículo. Por ejemplo cada dos meses revísalo y agrega logros y reconocimientos que hayas obtenido. En LinkedIn, vuélvete un usuario frecuente, actualiza tu perfil y constantemente comparte contenido o comenta en publicaciones que te parezcan interesantes.

Recuerda que, incluso si no estás buscando trabajo, seguir estás recomendaciones te mantendrán con una ventaja al momento que quieras dar un siguiente paso en tu carrera profesional.

3- Sigue aprendiendo. Una gran diferencia entre los jóvenes que recién llegan a un empleo y las personas que llevan ahí años son las ganas de aprender. Procura que esa hambre de conocimiento no se pierda con el pasar de los años.

También en otra ocasión mencionamos en este espacio sobre las personas que ante un nuevo reto mencionan: “Es que no soy bueno para eso”, este tipo de personas se dice que tienen una mentalidad fija, las cuales atribuyen sus logros a sus talentos innatos.

Procura mantener una mentalidad en crecimiento, aprendiendo cosas nuevas, desarrollando nuevas habilidades y afrontando los retos que se te presenten. Si es algo que en verdad desconoces no te cierres por completo y cambia la frase “no soy bueno para eso” por “todavía no soy bueno para eso”, esa pequeña palabra marca una gran diferencia, pues denota que aún estás en un proceso de aprendizaje.

4- Comparte tus ideas. Considero que la gran mayoría de las personas aun no le dan el valor que se merece a las redes sociales como un foro para compartir ideas e ir construyendo una marca personal. Dorie Clark, consultora de estrategias de marketing, escritora y conferencista menciona lo siguiente: “…si no compartes tus ideas, nadie sabrá si son buenas. Si deseas tener un impacto más allá del puñado de personas con las que trabajas, tendrás que empezar a escribir y hablar sobre las ideas que te entusiasman…

Las redes sociales, blogs y otras plataformas como los podcast, son los medios que pueden hacer resonar tus ideas, son gratuitas y solo hace falta que pongas el contenido.

5- Tener más de una fuente de ingresos. Esta recomendación también viene de Dorie Clark, quien menciona en este artículo que es importante diversificar nuestros ingresos y nuestra carrera profesional para no quedar de brazos cruzados en caso de perder el trabajo actual. Una de las mejores formas en las que se puede crear una estabilidad profesional real es desarrollar múltiples fuentes de ingresos.

Clark menciona que actualmente tiene siete fuentes de ingresos y recomienda seguir su ejemplo.
Si actualmente tienes un trabajo que es tu principal y única fuente de ingresos, deberías pensar en desarrollar una fuente de ingresos secundaria, como por ejemplo impartir conferencias o tener una tienda en línea.

Esperamos que estas recomendaciones aporten valor en tu carrera profesional y en verdad nos entusiasma el poder conocer recomendaciones que tú tengas en mente… ¡Recuerda compartir tus ideas en los comentarios!

Sobre el autor: Omar García.

Banner Programa de becarios

Opt In Image
¡Suscríbete a Proyectum!

Recibe lo mejor de Proyectum en tu correo