Establecer una estrecha relación con estas siete personas será clave para tu crecimiento profesional.

Las relaciones que estableces con tu jefe, tus compañeros de trabajo y otras personas que están en la oficina, son factores que influyen en todo, desde tu felicidad, hasta si decides continuar o no, en tu empleo.

Pero hay que poner especial atención a un puñado de relaciones que puede ser particularmente importante. Cuando te encuentres cultivando las relaciones laborales, asegúrate de prestar atención a estas siete personas que todos necesitamos para hacer que la jornada de trabajo vaya un poco mejor.

1.- El cónyuge del trabajo

“Esta es la persona a la que recurren en momentos de ansiedad, la persona que toma el café contigo, la persona que te dice cuando tienes residuos de comida en los dientes”, menciona Marc Cendella, fundador y CEO de la plataforma de búsqueda de empleo The Ladders.

Juntos, intercambian consejos, alivian el estrés, e incluso pueden ayudarse uno a otro para salir adelante, todo mientras construyen la confianza durante ocho o más horas al día, lo cual puede significar más tiempo del que pasa con su propio cónyuge en un día determinado, dice Marc Cendella. Aproximadamente el 70% de los profesionales de negocios dijeron que actualmente tienen un cónyuge de trabajo o lo tuvieron en el pasado, de acuerdo con una reciente encuesta de Captivate Office Pulse.

2.- El portero

“Esta persona tiene el poder de colocarte en el calendario de las personas que necesitas para las reuniones cruciales, de conseguirte las firmas y otros propósitos”, dice Marc Prosser, cofundador del sitio FitSmallBusiness.com, una pequeña empresa de información. “Este papel lo jugaban las secretarias o los asistentes ejecutivos. En estos días, dicho rol a veces es asumido por el gerente de oficina o jefe de personal”. Es recomendable que identifiques quién controla los calendarios, formal e informalmente, de las personas que necesitas, y por supuesto, cultivar una relación cercana con esta persona.

3.- Tu propio consejo de administración

“La empresa tiene su propio consejo de administración o miembros del consejo, y probablemente son buenas personas para conocer si tienes oportunidad. Pero debes desarrollar tus propios miembros de consejo”, dice Christine Mann, presidenta de la firma ejecutiva de coaching Mann Consulting. “Como coach ejecutivo, siempre recomiendo desarrollar y mantener su propio consejo de administración para que te ayude a navegar en las aguas del trabajo y la vida real”.

En la oficina, estos pueden incluir “el mentor”, que es el modelo que ejemplifica dónde quieres ir en tu carrera y te puede ayudar con su perspectiva de “si yo estuviera en tu situación, lo que haría es…”, dice Christine. Otro miembro de tu consejo podría ser “el coach”, que te ayude a encontrar soluciones que te funcionen. Ellos hacen las preguntas correctas, sondean, desafían tu pensamiento y actúan como cajas de resonancia. Tus propios miembros de consejo serán las personas que te ayuden con la sabiduría y la dirección que necesitas para avanzar en tu carrera.

4.- El gurú de la tecnología

Puede que tal vez comprendas un poco de tecnología, pero esta persona puede llegar a utilizar lenguaje que incluye: “Distribuciones de Linux”, “direcciones IP”, “HTML5”, haciéndote sentir como un analfabeta tecnológico. Cuando tu computadora se bloquea o necesitas configurar tu teléfono para acceder a los archivos de la red, esta persona siempre tiene la solución. Se amable con la persona de TI, definitivamente vas a necesitar su ayuda algún día.

5.- El historiador

Otro jugador clave en la oficina es el “guardián del conocimiento de la empresa”, dice Prosser. Esta persona puede estar en cualquier nivel, desde recepcionista hasta director, y ha estado en la empresa el tiempo suficiente para saber por qué las cosas son como son. Este tipo de persona es de la que oirás decir: “recuerdo cuando…” y te puede compartir la historia y el contexto como nadie más.

La percepción del historiador puede ayudarte a solucionar problemas y el valor de su experiencia la podrás utilizar en cualquier situación. A menudo, necesitarás aprender a formularle las preguntas correctas para obtener información, pues puede no darse cuenta de que los demás no tienen el mismo nivel de experiencia. Se respetuoso con el historiador, independientemente del papel que desempeñe, la visión basada en la longevidad de esta persona puede ser un activo valioso de conocimientos.

6.-El tranquilo

Otra fuente de información útil es la silenciosa, la discreta, posiblemente un empleado introvertido que sabe el valor de mantener la boca cerrada y los ojos abiertos, dice Cendella. “Escuchar es una fuente de fuerza en cualquier lugar de trabajo, y la capacidad del introvertido para dejar de hablar y escuchar a los demás es una habilidad valiosa para entender a compañeros y líderes, hábitos que son útiles para que cualquier colega los adopte”. Contar con esta persona en su círculo personal de confidentes y contactos del trabajo podría proporcionarle información valiosa cuando la necesite.

7.- El protegido

“Usted no tiene que ser el aprendiz en la relación para cosechar los beneficios de una mentoría”, dice Cendella. Toma a tu propio protegido.

Un protegido es esa persona a la que tú le ves un futuro potencial. Esa persona que ha demostrado una curiosidad intelectual, que ha pedido más responsabilidades y piensa más allá de las tareas que se le asignan, dice Cendella. Estas son las características clave de un empleado que puede ser arropado bajo el ala de un gerente para prepararlo en el crecimiento de su carrera. Además de darte la oportunidad de pagar por adelantado la mentoría que has recibido a través de los años, desarrollar relaciones con tus protegidos expande tu red de contactos y se vuelve más valiosa cuando tú o ellos salen de la empresa.

Seguro te identificaste con alguna de estas 7 personas clave y por supuesto también lograste identificar a tus compañeros de oficina. Ahora es momento de que sigas fortaleciendo estas relaciones.

Artículo original: Fast Company.
Traducción y adaptación por: Omar García.

Opt In Image
¡Suscríbete a Proyectum!

Recibe lo mejor de Proyectum en tu correo