La mente que se abre a una nueva idea jamas volverá a su tamaño original.
Albert Einstein

Abran su mente a nuevas ideas, a nuevas creaciones, a nuevas perspectivas. Durante nuestro trayecto por la vida nos hemos dado cuenta que hemos absorbido diferentes aprendizajes, adquirido conocimiento y desarrollado habilidades. Hemos llegado a formar ideas, a definir criterios con base a lo ya aprendido, a lo que se nos ha dicho una y otra vez, hasta que forma ya, parte esencial de nuestra vida, de nuestras costumbres. Pero todo lo anterior, no ha sido completamente cierto, han visto tan solo una parte de la historia, una parte de lo que consideran “verdad”, tan solo una perspectiva más.

Por eso les digo, aquí y ahora, ¡Abran su mente, expandan sus horizontes, permanezcan abiertos a nuevas ideas, aprendizajes y creaciones!

Hay muchas teorías acerca de cómo se creó el Universo, algunas hablan desde un enfoque religioso, mencionando a Adán y Eva, otras desde un punto de vista científico como el Big Bang, pero ¿quién nos lo comprueba? ¿quién sabe realmente la verdad?

Y hablando de lo científico, no todo puede ser comprobado de esa manera. Hay personas que necesitan aprobar todo a través de un método científico, sustentando una hipótesis y miren que me ha tocado verlo, es más, yo debería tender a hacerlo de esa manera, ya que durante mucho tiempo trabajé para la Industria Farmacéutica, rodeada de doctores, químicos y biólogos para quienes el no tener una verdad bajo este método implica una falsedad.

¿Pero que sucede cuando de repente una persona que ha sido desahuciada y sin más recupera su invaluable salud? ¿Qué sucede cuando de un método tradicional prueban un método alternativo y funciona? ¿Qué sucede cuando se manifiesta un milagro y nadie puede realmente explicar qué pasó?

Hay tanta variedad en este Universo, tanto por probar, tanto por hacer ¿por qué no ver otra y tal vez mucho mejor versión de una misma historia?

Una escritora nigeriana llamada Chimamanda Adichie se disponía a hablar en una presentación sobre el peligro que implica la existencia de una sola historia, en un tema que es de ida y vuelta. El que la cuenta la impone, el que la recibe puede creerse que es la única. Chimamanda habló y leyó desde una temprana edad literatura inglesa y estadounidense. Lo anterior le sirvió para comenzar muy rápido a escribir historias en las que sus protagonistas eran rubios, de ojos azules, que se desenvolvían en paisajes nevados y tomaban cerveza de jengibre, aunque la cerveza ni siquiera existiera en su natal Nigeria, ni la nieve cayera en la ciudad donde pasó su infancia.

Por fortuna, para la futura escritora, también llegaron a sus manos autores coterráneos, que la salvaron de los personajes que describía en sus primeras letras y la centraron en su Nigeria, desde la cual Chimamanda cuenta y se cuenta, descubre y se descubre, porque es innegable que el escritor, en este caso la escritora, es él o ella de muchas maneras en lo que escribe.

Ella no está dispuesta a que la historia de su mundo la cuenten desde la otra orilla, mal contada, distorsionada o llena de prejuicios, como los que ella misma vivió cuando al llegar a los Estados Unidos su compañera de cuarto en la universidad no podía creer que hablara un buen inglés, idioma oficial nigeriano, conociera a Mariah Carey o supiera usar una estufa. “Su visión de mí, como africana, se reducía a una lástima condescendiente”, algo similar a la experiencia vivida con un profesor, quien le dijo de una de sus novelas que: “no era auténticamente africana porque sus personajes eran de clase media.

Ella está convencida que “una sola historia roba la dignidad a los pueblos”.

Se preguntarán ¿Cómo pueden ser una Persona de Mente Abierta y abrirse a otras historias?

1. Primero, aceptando el hecho de que la propia opinión no es la única ni la correcta. Ninguna idea es infalible, hay muchas maneras de pensar y de vivir.
2. Aceptando opiniones diferentes y evidencias que puedan contrariar puntos de vista respecto a un tema en específico.
3. Verificando los diferentes puntos de vista, maneras de pensar y de vivir. Viajar es una manera efectiva de entrar en contacto con diferentes culturas y razas. La diversidad enriquece a los seres humanos.
4. Frente a una idea que se haya mantenido a lo largo del tiempo con rigidez, realizar un listado con argumentos que lo apoyen y contradigan, revisando los que sean más relevantes.
5. No considerar que cambiar de opinión sea una señal de debilidad, sino que por el contrario se considere una fortaleza del carácter.
6. No temer cuestionarse y poner a prueba las propias ideas, buscando evidencias contrarias. Otras visiones.
7. Estudiar y aprender. Mantenerse informado. Una mente curiosa tiene la tendencia a ser más abierta que otra que se conforma con una sola fuente de información.

Pero no me malentiendan por favor, no estoy diciendo que se compren la creencia de lo primero que vean, lean o escuchen. Más bien la invitación es para que filtren, pasen el velo de la “verdad”, analicen y vayan más allá de lo que pueden ver o tocar… expandan sus horizontes. Pierdan el miedo a experimentar si eso no conlleva hacerse daño, a sentir, a probar, a dejar de enjuiciar… a VIVIR!!!

A expandirse entonces, abran los ojos, enriquezcan su Universo.

La mente es como un paracaídas, solo funciona si se abre.
Albert Einstein.