La pasión es algo que nos es más sencillo percibir que definir con palabras. La podríamos describir como esa fuerza que nos motiva a salir de la cama todas las mañanas con las ganas para comenzar el día.

De acuerdo a una definición publicada en un artículo del World Economic Forum, la pasión es: “Una fuerte inclinación hacia una actividad de auto-definición que las personas aman, consideran importante y en las que dedican grandes cantidades de tiempo y energía”. Esta definición le pertenece al Dr. Robert Vallerand de la Universidad de Quebec, quien ha estudiado el tema de la pasión más que cualquier otro.

Una buena forma de comprender el significado de la pasión es a través del análisis de las actividades que hacen las personas apasionadas. Por lo que a continuación describimos brevemente cinco cosas que la gente apasionada hace diferente:

1- Son obsesionados. Las personas apasionadas son quizá de las más obsesionadas que pueda haber. Y no hablamos de un desorden poco saludable que orille a una obsesión compulsiva. Más bien hablamos del tipo de personas para las cuales la frase: “Haz lo que amas y no volverás a trabajar un solo día de tu vida” hace sentido. Puede que su obsesión para unos sea terquedad y para otros tenacidad, lo cierto es que sus pensamientos están centrados en su pasión, es su musa, algo que los inspira y los hace felices.

Comen, viven y duermen con su pasión, no porque se sientan agobiados o presionados por ella, sino porque les provoca emoción y les inyecta esa energía para realizar todas sus actividades.

2- No desperdician su tiempo. Están conscientes de que el tiempo avanza todos los días sin importar si está siendo bien aprovechado o no. Obvio las personas apasionadas saben aprovecharlo, por lo que no los verás gastando una tarde entera jugando Pokémon Go, perdiendo valiosos minutos cada hora revisando las redes sociales o platicando del día anterior con una taza de café en mano al llegar a la oficina.

No tienen tiempo para las cosas sin importancia. Dedican cada minuto disponible para su pasión, y no lo ven como un sacrificio, pues no hay otra cosa que hubieran preferido estar haciendo.

3- Acostumbrados a madrugar. Lo volvemos a repetir: ¡Saben aprovechar el tiempo! Por lo que sus días comienzan desde muy temprano. Howard Schultz, fundador y actual CEO de Starbucks, despierta a las 4:30 A.M. para mandar correos de motivación a sus empleados, hacer un poco de ejercicio y tomar café con su esposa. Todo esto, antes de enfrascarse en su jornada laboral cotidiana.

No es que a las personas apasionadas no les guste dormir, simplemente que apenas al sonar su alarma, sus mentes se inundan de ideas y entusiasmo que no pueden permitirse seguir en la cama.

4- Solo saben ir a máxima velocidad. No hay términos medios para las personas apasionadas. Es todo o nada. Cuando deciden ir por algo, lo hacen avanzando a máxima velocidad, hasta cruzar la meta o chocar. La misma pasión es un ejemplo de todo o nada. No se puede ser medio apasionado, lo eres o no.

Un mentor me decía algo como: quien es apasionado lo es en todo, en su trabajo, con su familia, con su pareja, en todo.

5- No conocen el equilibrio trabajo/vida. De primera impresión puede parecer algo fuerte, sobre todo en una época donde en los últimos años se ha vendido la idea del balance que debe haber entre la vida personal y laboral. Pero las personas apasionadas no se preocupan por esto. Su trabajo es lo que son y no hay separación uno del otro. No comprenden que las cosas del trabajo se quedan en la oficina, pedirles algo así es equivalente a pedirles negar lo que son.

Su pasión es inseparable a ellos, por eso hablarán de ella todo el tiempo.

Cada uno es responsable de encontrar su pasión en la vida. Si aun no la encuentras da por hecho que no llegará a tocar tu puerta, hay que salir a buscarla experimentando cosas nuevas. Y cuando estés haciendo más de una de estas cinco cosas, seguramente ya vas por el camino indicado.

Sobre el autor: Omar García

Con información tomada del artículoThis is what passionate people do differently“.

Opt In Image
¡Suscríbete a Proyectum!

Recibe lo mejor de Proyectum en tu correo