Gestión de los Interesados del Proyecto

by | Oct 21, 2015 | 0 comments

Para muchos, el boxeo es un deporte sin mucho sentido donde dos sujetos intercambian golpes. Los conocedores de este deporte saben que, como en cualquier otro, existen estrategias que pueden poner en ventaja a alguno de los boxeadores, por ejemplo, el “round de estudio”. Es común que el primer round de cada pelea de box se conozca como de estudio, ya que los boxeadores analizarán cada movimiento de su rival, su forma de caminar, su guardia, la fuerza de los golpes y hasta la mirada. Quien hace un buen round de estudio, puede ir a su esquina a planear una estrategia que le permita tomar ventaja en la pelea.

Gestión de los Interesados

Arrancar un proyecto lleva consigo un round de estudio, pero al igual que en el boxeo, no todos lo practican. Existen Directores de Proyecto que se enfocan desde el inicio en el intercambio de golpes, en este caso, en el desarrollo de las actividades del proyecto, y se olvidan de tomarse el tiempo para analizar a las personas que tienen enfrente.

Quien tenga desarrolladas sus habilidades suaves y posea la experiencia de dirigir varios proyectos sabrá de la importancia de analizar a cada persona o grupo de personas que, directa o indirectamente se ven involucrados por el proyecto. Los interesados del proyecto o stakeholders, como se les conoce a estas personas, pueden estar a favor del proyecto y ser unos aliados para que todo marche bien, sin embargo, hay que estar seguros que también habrá personas que no estén de acuerdo y a ellos son a los primeros que debemos identificar.

Cada reunión, cada plática informal de pasillo, cada documento redactado por cierta persona y hasta cada mail relacionado al proyecto, debe ser considerado como nuestro round de estudio, donde debemos tener la capacidad de analizar cada detalle para crear una estrategia que nos permita ir un paso adelante en el proyecto con respecto a los interesados. No está de más recalcar que este round de estudio se realiza lo más temprano posible en la vida de un proyecto.

Saber quién no está a favor del proyecto nos servirá, no para irnos en contra de él y tratar de minimizarlo, todo lo contrario. Debemos centrar nuestra comunicación en esas personas para conocer sus necesidades, expectativas e incluso, hasta las razones por las que pueden llegar a sentir rechazo por el proyecto.

Hacer un round de estudio es una labor que requiere poner atención a cada uno de nuestros sentidos, no es algo trivial ni sencillo y el PMBOK le asigna cuatro procesos a la Gestión de los Interesados del Proyecto:

Identificar a los Interesados.
Planificar la Gestión de los Interesados.
Gestionar la Participación de los Interesados.
Controlar la Participación de los Interesados.

El primer round es clave para armar una planeación sobre los interesados del proyecto, pero va a requerir un trabajo round con round para lograr que estas personas se comprometan con los objetivos del proyecto.

No nos metamos de lleno a la pelea sin saber a quién nos enfrentaremos.

Sobre el autor: Omar García

Suscribete Proyectum