En las más recientes ediciones de Proyectum hemos detallado cada uno de los 5 Grupos de Procesos de la Dirección de Proyectos. Ahora, es momento de revisar cada una de las Áreas de Conocimiento, iniciando con este artículo acerca de la Gestión de la Integración del Proyecto.

Gestión de Integración

La importancia de esta área queda de manifiesto al ser la única que se involucra con los 5 Grupos de Procesos. Algo normal, para un área que, entre muchas cosas más, busca unificar los procesos y actividades con el fin de que el proyecto se complete con el éxito esperado. Los siguientes, son los 6 procesos correspondientes al área de Gestión de Integración de Proyecto: Desarrollar el Acta de Constitución de Proyecto, Desarrollar el Plan de Dirección de Proyecto, Dirigir y Gestionar el Trabajo del Proyecto, Monitorear y Controlar el Trabajo del Proyecto, Realizar el Control Integrado de Cambios y Cerrar el Proyecto o Fase.

De acuerdo al PMBOK, La Gestión de la Integración del Proyecto incluye los procesos y actividades necesarios para identificar, definir, combinar, unificar y coordinar los diversos procesos y actividades de dirección del proyecto dentro de los Grupos de Procesos de la Dirección de Proyectos. En el contexto de la dirección de proyectos, la integración incluye características de unificación, consolidación, comunicación y acciones integradoras cruciales para que el proyecto se lleve a cabo de manera controlada, de modo que se complete, que se manejen con éxito las expectativas de los interesados y se cumplan con los requisitos. La Gestión de la Integración del Proyecto implica tomar decisiones en cuanto a la asignación de recursos, equilibrar objetivos y alternativas contrapuestas y manejar las interdependencias entre las Áreas de Conocimiento de la dirección de proyectos.

Tomando la definición anterior, concluimos que en los términos generales de un proyecto, la Gestión de la Integración es el área con los procesos más importantes, ya que a través de ellos podemos, iniciar formalmente un proyecto, desarrollar su planeación, dirigirlo, controlarlo, gestionar los cambios y cerrarlo formalmente.

Aunque en el PMBOK cada uno de los procesos está claramente delimitado, en la práctica, cualquier profesional con experiencia en la dirección de proyectos sabe que se superponen e interactúan entre sí. Por ejemplo, al momento de estar en el desarrollo de un proyecto, no alcanzaremos a distinguir en dónde termina el proceso de Controlar los Costos y dónde inicia el de Administrar Compras y Adquisiciones.

Por lo anterior, resulta prudente tener un área de conocimiento que se encargue de la integración. Pero aún más importante, contar con la experiencia de un líder de proyecto qué conozca la importancia de cada uno de los procesos, que no sea capaz de desestimar uno solo, pero que sin embargo, tenga la capacidad de saber con qué rigor debe ser aplicado y en qué momento durante la vida del proyecto.

La relación entre los procesos de la Dirección de Proyectos es iterativa y el área de Gestión de la Integración será de utilidad para que esta relación entre procesos se realice de forma efectiva.

Te invitamos a seguir nuestra serie de artículos acerca de cada una de las áreas de conocimiento. Cualquier comentario a este artículo lo vuelve enriquecedor y se toma como referente para los próximos artículos. ¡No dudes en compartir tu opinión!

Sobre el autor: Omar García

Suscribete Proyectum