En los más recientes artículos nos propusimos abordar cada uno de los 5 Grupos de Procesos de la Dirección de Proyectos. Iniciar, Planificar, Ejecutar, Monitorear y Cerrar, deberían ser los básicos obligados en cada proyecto en el que participemos, sin embargo, todos sabemos que no siempre es así.

Usar 5 grupos de procesos

Las características del proyecto, los interesados, la cultura organizacional y una serie de factores influyen en la manera de dirigir un proyecto. En más de una ocasión nos hemos encontrado ejecutando, planeando y autorizando el proyecto al mismo tiempo. Los clásicos proyectos que inician y ya vamos retrasados.

Con esto, no quiero decir que dejemos de lado los Grupos de Procesos y lo que hemos aprendido en nuestros artículos anteriores, me refiero a que debemos de adaptarnos a las circunstancias. ¿Qué pasa cuando cae en tus manos un proyecto que ya había arrancado? ¿Lo rechazas? Tal vez puedes darte el lujo de tomar esa decisión, pero sabemos que muchas veces nos toca aceptar proyectos que no son lo perfecto que hubiésemos esperado.

La experiencia será determinante al momento de gestionar un proyecto, todos quisiéramos dirigirlo como lo dicta la teoría, pero al estar en la práctica es común encontrarnos con cosas que debes resolver al momento y que no pueden esperar a ser consultada en tu libro de cabecera de Dirección de Proyectos. Una persona que domina los 5 Grupos de Procesos sabrá en qué momento deben ser aplicados cada uno de ellos, ya que por más avanzado que vaya un proyecto siempre es bueno detenerse un momento para analizar en qué punto nos encontramos y cuáles son los procesos necesarios para llevar a buen término nuestra labor.

Los 5 Grupos de Procesos son derivados de una serie de estudios de buenas prácticas de los profesionales dedicados a la dirección de proyectos. No podemos ignorarlos. El estudio, comprensión y dominio de los 47 procesos de la dirección de proyectos nos acerca un paso más a cumplir los objetivos de nuestros proyectos. Dominarlos es, saber que dar Inicio a un proyecto va más allá de solo ponerse a trabajar, que Planear, no es solo llenar un cronograma con fechas que deseamos cumplir, Ejecutar, es mucho más que solo meterse de lleno a trabajar esperando no retrasarse. Dominar los procesos de Monitorear y Controlar, no se trata solo de ajustar fechas en los entregables, al igual que los procesos de Cierre no solo se trata de concluir un proyecto esperando colocar a tu equipo en uno nuevo.

Las buenas prácticas en una profesión están desarrolladas por algo. Los 5 Grupos de Procesos también. Dependerá de nuestra experiencia para saberlos ejecutar adecuadamente y será nuestra responsabilidad tener el dominio de cada uno de ellos.

Sobre el autor: Omar García

Suscribete Proyectum