Por Jorge Valdés, PMP.

La mujer es compañera y complemento del hombre, dotada con la misma o superior capacidad mental. Si por fuerza entendemos altos valores morales, entonces la mujer es infinitamente superior al hombre, si la NO violencia es la ley de nuestro ser, entonces el futuro está con las mujeres…

Mahatma Gandhi

Mientras escribo estas líneas transcurre lentamente el tiempo y en pocos minutos dará inicio del día internacional de la mujer. Esto de establecer días para que no se nos olvide lo que debemos hacer siempre, en este caso, honrar a las mujeres y la feminidad, me genera sentimientos encontrados. Por una parte, me enoja que algunos advenedizos lo Jorge Valdésusen como un artilugio mercadológico, por otra parte celebro que algunos otros al menos por un día, celebren y honren a la mujer. Este año las Naciones Unidas han establecido como lema para este importante acontecimiento la frase “facultemos a las mujeres”. Yo creo que esta frase está mal de origen. Para mi, las mujeres están facultadas naturalmente para muchas, muchísimas situaciones en el mundo de negocios y en el plano familiar.

Esta merecida celebración que encuentra sus vestigios allá en 1909 cuando por primera vez fue celebrado el día de la mujer en Estados Unidos. Sin lugar a dudas, las mujeres han venido ganando un merecido terreno en todos lo ámbitos del quehacer humano. Ya desde 2009 de acuerdo con estadísticas publicadas por el foro consultivo, las mujeres representan una mayoría indiscutible en la matricula de estudios de posgrado.

En el ámbito de negocios, cada vez encontramos un mayor número de mujeres en posiciones de liderazgo y en mi humilde opinión, esto se nota en el ambiente organizacional, haciéndolo más humano y más colaborativo, pero nunca menos exigente, al contrario.

El ámbito de proyectos, no es la excepción, cada vez más mujeres están a cargo de los destinos de proyectos que sin duda contribuyen a lograr objetivos sustantivos en las organizaciones y como consecuencia en nuestra sociedad. Desde mi punto de vista, las mujeres están amplia y naturalmente mejor equipadas que los hombres para conducir proyectos por varias sencillas razones. Son mejores comunicadoras, parecen dominar de manera nata el dulce arte de preguntar. Por otra parte, de manera intuitiva ponen en práctica el sabio consejo de Epicteto cuando reflexionó que el ser humano tiene dos oídos y una boca para escuchar el doble de lo que habla. No es un secreto para nadie que evolutivamente han desarrollado una enorme capacidad de simultaneidad cerebral que les permite mantener una gran visión de todas las variables del proyecto y a la vez estar en el detalle cotidiano del proyecto. Finalmente, tienen una natural proclividad hacia las habilidades interpersonales, son empáticas, tolerantes, maestras, cómplices y muy divertidas.

En el ámbito laboral, saludo y agradezco la oportunidad de interactuar todos los días con mujeres de gran capacidad y trayectoria, de mucho empuje y siempre, siempre, dispuestas a dar ese extra que históricamente han tenido que dar pues, como dice la canción, es un mundo de hombres, pero no sería nada, nada sin una chica o una mujer. En el plano personal, convivo cotidianamente con 3 lindas chicas y todos los días aprendo algo de ellas.

Por todo eso ¡Celebremos a la mujer SIEMPRE!

Suscribete Proyectum