Al iniciar un nuevo año la realización de propósitos es algo común, como también es común fijarse propósitos relacionados a todo lo que tiene que ver con el tema de dinero. Gastar menos, ahorrar más, abrir una cuenta en el banco, adquirir un seguro, obtener más ingresos, solicitar un aumento en el trabajo, etcétera. Otra de las cosas comunes al iniciar cada año es: Olvidar los propósitos en las primeras semanas.

Consejos 2015

Para que el 2015 sea un año diferente y tus propósitos relacionados al dinero no queden olvidados te queremos recomendar lo siguiente:

1. Propósitos reales y alcanzables. Un error común para no cumplir los propósitos, es que nos proponemos una gran lista. En cambio debemos ponernos 2 o 3 propósitos muy específicos los cuales sean reales y alcanzables, es decir, no podemos proponernos tener una casa a la orilla de la playa en Miami cuando tenemos unas finanzas personales en números rojos, no es real ni tampoco alcanzable.

Propongámonos algo que no sea fantasioso, algo que podamos lograr y pongámosle una fecha límite para cumplirlo.

2. Un presupuesto. Realizar un presupuesto es hacer una planeación y para eso de planear tenemos bastante conocimiento. Lo primero que debemos conocer son los ingresos y gastos que tenemos al mes. Es común sentir que el dinero se esfume, algo normal cuando no llevamos un control de lo que gastamos.

Para realizar un presupuesto debemos hacer una lista con todos los gastos que realizamos de forma mensual y clasificarlos como gastos fijos y variables. Los fijos, son gastos que no hay manera de dejarlos de pagar, por ejemplo, gastos de vivienda, de transporte, de alimentación, etcétera. Los gastos variables son aquellos como por ejemplo, el entretenimiento y la vestimenta.

3. Primero es el ahorro. “El dinero no alcanza”, es uno de los principales pretextos para no ahorrar. Esto se debe a que la actividad de ahorrar se deja hasta el final en vez de ser una de las principales actividades al tener un ingreso. Nos ocupamos de los gastos fijos, los gastos variables y hasta los gastos hormiga, y pensamos: “Si sobra algo, lo ahorro”. Así no es como debe funcionar el ahorro.

Para ahorrar, lo recomendable es fijarse una meta de cuanto vamos a ahorrar, para qué se va a ahorrar y en qué tiempo se va a conseguir tal meta. Con esto, al tener un ingreso, ya se tiene en mente que una cantidad de dicho ingreso va para el ahorro y no solo en caso de que llegue a sobrar algo de dinero.

4. Evita el gasto hormiga. El gasto hormiga, es aquel que podemos evitar, aquellos gastos que podrían ser eliminados, como cafés, cigarros, propinas, taxis. Cuando se realiza una lista con todos los gastos hormiga que hacemos de forma mensual, muchas veces la cantidad es impresionante.

Es importante detallar todos los gastos que realicemos día con día, pues muchas veces entre ellos, vamos gastando en cosas innecesarias que al llegar el fin de mes han sumado una cantidad considerable.

5. Aprender sobre el dinero. Administrar de manera adecuada nuestro dinero, no es un tema que normalmente se aprenda en casa y pocas veces en la escuela, sin embargo, nunca es tarde para aprender ni pretexto para dejar de hacerlo.

Con tanta información de la mano de Internet podemos acceder a cualquier tipo de curso de forma instantánea y gratuita. Es recomendable tomar uno de finanzas personales básicas, seguramente hay muchas cosas de las que podemos aprender y de las cuales nunca nos habían hablado.

Con estos 5 consejos para comenzar el 2015 de forma diferente, el equipo de TenStep y Proyectum, te desean de la manera más sincera, un año lleno éxitos, de muchos proyectos cumplidos y donde los pequeños tropiezos dejen una enorme enseñanza.

Sobre el autor: Omar García

Suscribete Proyectum