Aquél discurso donde Steve Jobs se dirige a los graduados de la Universidad de Stanford en el año 2005 cierra con una frase contundente: “Stay hungry, stay foolish”.

mantente hambriento, mantente alocado

Fijarnos metas es una buena idea para saber hacia dónde vamos y recordarlas constantemente durante el camino nos ayuda a mantenernos motivados. Y ¿qué pasa cuando las metas que nos habíamos fijado las hemos conseguido? La recomendación al cierre del famoso discurso de Steve Jobs es: siempre buscar algo más y fijar nuevas metas.

Cuando recién nos graduamos, la energía y el dinamismo que proyectamos es único, el concepto del mundo empresarial que traemos difiere muchas veces de la realidad, por lo que los vicios y las malas prácticas laborales no existen en nuestro mundo, estamos buscando la oportunidad de destacar, de hacer que nos volteen a ver, de comenzar a escalar peldaños y llegar lo más alto que se pueda, en pocas palabras, nos encontramos hambrientos.

Existe algo en el ecosistema laboral que a muchas personas, con el correr de los años, les va quitando esa hambre de querer conseguir algo más, la llamada zona de confort va atrapando a muchos hasta quitarles ese encanto de cuando entró a la empresa como novato, con nuevas ideas, con propuestas sin límites y con ganas de seguir creciendo.

Aunque el discurso era dirigido hacía unos recién graduados, está muy bien pensado para todas las personas que llevan años en el mundo laboral. Para aquellos que han ido perdiendo aquello que los motivaba a llegar temprano a la oficina. Para quienes han olvidado que no están atados a ningún lado y que lo recomendable es estar en constante movimiento. Para quienes han decidido acostumbrarse a que así son las cosas en lugar de proponer soluciones. En fin, el cierre del discurso queda muy bien para quienes creen que lo han conseguido todo y la pesadez de ser una “persona exitosa” ha logrado opacar la ligereza de ser un principiante.

Tener hambre de conocimiento, de seguir creciendo y de conquistar nuevas metas, nos va a mantener alejados de la zona de confort. Mantenerse alocados, nos coloca en el camino de la creatividad y la innovación, todos los genios que han logrado innovar con sus creaciones han tenido su buena dosis de locura. Por estas razones, las palabras de Steve Jobs deben ser tomadas en cuenta para mantenernos con la locura de proponer nuevas metas y con el hambre para llevarlas a cabo.

De querer seguir creciendo, mantengámonos hambrientos, mantengámonos locos.

Sobre el autor: Omar García