A diario salimos a trabajar, unos más por obligación que por gusto, pero ahí estamos todos a diario para cumplir una jornada laboral. Para muchos, trabajar es mucho más que ir a una oficina y esperar el día de paga, para otros, que desgraciadamente no disfrutan de su trabajo, lo es todo.

Ganar dinero es parte fundamental de cualquier persona, el dinero, como bien dicen, no lo es todo, sin embargo es indispensable para los gastos que realizamos día con día. Muchos de nosotros hemos soñado con tener unos cuantos millones en nuestra cuenta bancaria y no solo, vivir al día. Llegar a ser millonarios no solo debe quedar en un sueño inalcanzable, cientos de personas que actualmente son millonarios, que lo fueron o incluso personas que han estudiado el comportamiento de los millonarios, han compartido una gran cantidad de consejos, de los cuales hemos tomado específicamente 5 que nos llaman la atención y que a continuación nos permitimos compartir.

Consejos de un millonario

1. Tener hábitos. Un hábito es un comportamiento repetido regularmente y se han encontrado ciertos patrones en el comportamiento de los millonarios, dentro de los que destacan los siguientes: En su mayoría, se levantan temprano, lo que les ayuda para hacer ejercicio, organizar su día, desayunar de forma tranquila. Realizan una lista de sus tareas pendientes, esto les permite tener bien claro lo que van a hacer durante el día. Escriben las metas que desean alcanzar, disfrutan mucho leer y en ningún momento dejan de aprender algo nuevo.

2. Pensar a largo plazo. Si nos ponemos a pensar en alguna de las empresas más grandes y exitosas de la actualidad, seguramente tiene por lo menos más de 5 años, la famosa frase, “Roma no se hizo en un día”, es otro ejemplo que nos enseña que debemos pensar a futuro y ser pacientes. Si al año siguiente queremos ganar 5 veces lo que estamos ganando actualmente, no es imposible, pero volvemos a caer en el modo soñador en lugar de ser realistas. Pongámonos metas a largo, mediano, y corto plazo, en el tema especifico del dinero, y en base a estas metas definamos un proyecto que nos permita cumplir con dichas metas.

3. Estilo de vida modesto. Los millonarios coinciden en que por muchos años llevaron un estilo de vida modesto, sin comprar mansiones, relojes de lujo o autos deportivos. Prácticamente a nadie de nosotros nos han enseñado cómo manejar el dinero, por instinto, al tener dinero en las manos buscamos cómo gastarlo, esto, acompañado de la costumbre de obtener una satisfacción inmediata nos orilla a ser compradores en lugar de ahorradores. Gastar menos de lo que ganamos, es un consejo simple, básico e incluso obvio, pero que muchos ignoramos. No podremos comenzar a ver crecer nuestro dinero si gastamos más de lo que tenemos y en cosas que no nos ayudarán a incrementar nuestros ingresos. Gastar solo lo necesario e invertir el sobrante, es un gran consejo.

4. Un modelo a seguir. No nos debemos limitar a las ideas de un grupo, es recomendable salir un poco de nuestro círculo de amistades y contactar a gente con las características a las que queremos llegar. Dedicar tiempo a estudiar el comportamiento de las personas que consideramos un modelo a seguir es un buen ejercicio y aun, sería mucho mejor, conseguir un mentor, que pueda aconsejarnos y al cuál le podamos consultar sobre nuestras más difíciles decisiones. Incluso los más grandes millonarios han contado con un mentor del cual se han sabido aconsejar.

5. No seas un depredador. Aunque hay personas que han conseguido una fortuna aplastando a otras, los millonarios aconsejan manejarse con una ética inquebrantable. Ser millonario es una meta de gran magnitud, la cual sería casi imposible conseguir en solitario, esta visión debe ser compartida por otras personas, y por más atractiva que nos parezca a nosotros, para muchos solo es un sueño, no gastes energía tratando de convencer, rodéate de personas que estén dispuestas a caminar por el mismo camino que tú. Mantén atención en tu meta pero no te olvides de tu equipo, persuade, inspira, conviértete en un modelo, en un mentor y nunca traiciones a las personas que te apoyan.

No hay una fórmula mágica para conseguir volvernos millonarios de la noche a la mañana, es cuestión de disciplina, de ser constantes, de tener una visión a largo plazo, siempre consciente de que las grandes cosas no se pueden conseguir en solitario.

Si tienes algún otro consejo o si te han parecido interesantes los que aquí compartimos, no olvides dejarnos tus comentarios.

Sobre el autor: Omar García