Para poder llevar el control de un proyecto es necesario medir los avances del mismo, no sólo se trata de saber si va bien o mal, se deben realizar informes de medición que permitan analizar y hacer una comparación de cómo va el proyecto de acuerdo a lo planeado. Basándonos en la información del PMBOK, los informes de desempeño organizan y resumen la información recopilada, y presentan los resultados de cualquier análisis realizado comparando la línea base para la medición del desempeño. Los informes deben suministrar información sobre el avance y el estado, con el nivel de detalle que requieran los diferentes interesados, tal como está documentado en el plan de gestión de las comunicaciones. Entre los formatos comunes de informes de desempeño, se encuentran los diagramas de barras, las curvas S, los histogramas y los cuadros. El análisis de variación, el análisis del valor agregado y los datos de proyecciones a menudo se incluyen en el informe de desempeño.

Los informes de desempeño se emiten de manera periódica y su formato puede variar desde un simple informe de estado hasta informes más elaborados. Un informe de estado simple puede mostrar información sobre el desempeño, como el porcentaje completado o los indicadores de estado para cada área (por ejemplo, el alcance, el cronograma, los costos y la calidad). Entre los informes más elaborados, se incluyen:

• Análisis de desempeño pasado
• Estado actual de los riesgos e incidentes
• Trabajo completado durante el periodo reportado
• Resumen de cambios aprobados en el período
• Resultado del análisis de variación
• Conclusión proyectada del proyecto (incluido el tiempo y el costo)

Sobre el autor: Omar García