El éxito profesional para una persona y otra puede significar cosas totalmente diferentes, están las personas que buscan poder, unos más buscan reconocimiento, otras relacionan el éxito profesional con el dinero, y aunque podríamos pensar que el poder, el reconocimiento y el dinero están estrechamente ligados, no necesariamente se da en todos los casos.cúspide profesional

Independientemente de lo que para cada uno de nosotros signifique el éxito profesional, es importante fijarnos el objetivo de hacía donde queremos llegar con nuestra carrera profesional, en qué momento alcanzaremos la cúspide y cuáles serán las metas a corto plazo que debemos ir cumpliendo. Si al inicio de nuestra carrera no nos pusimos un objetivo, nunca es tarde para hacerlo, aunque se debe tomar en cuenta que, los logros que podamos llegar a alcanzar van en función de la edad que tengamos.

En los primeros años en el mundo laboral, normalmente cuando se presenta la transición de la escuela a las empresas, es el momento ideal para fijarnos a dónde queremos llegar, caminar sólo por caminar resultará como el cuento de Alicia en el país de las maravillas, siempre llegaremos a algún lugar, el punto es saber si es el lugar al que queremos llegar. Es recomendable que estos primero años se le dé prioridad al aprendizaje y la experiencia, por encima de las retribuciones económicas. Hablando de los primeros 10 años es el momento de arriesgar, de aprender, pero también de equivocarse, de enmendar los errores e incluso hacer cambios drásticos si nos damos cuenta que erramos de profesión.

Después de los 30 y con poco más de 10 años en el mundo profesional, es momento de tener bien claro lo que disfrutas, lo que te apasiona, lo que te gusta hacer, eso a lo cual lo puedes llamar como sea, menos trabajo. Es momento de invertir en habilidades de liderazgo, de fortalecer las redes de contacto y de escalar hacía donde quieres llegar. No quiere decir que sea necesario escalar posiciones dentro de la organización actual, si es necesario, es momento de buscar la empresa que te permita alcanzar las metas que te has marcado, incluso, por qué no, es el momento de independizarte.

La siguiente etapa de la vida profesional es llegar a la cúspide, comenzar a capitalizar todo lo trabajado, el trabajo realizado, las relaciones creadas, el tiempo dentro de una organización, la experiencia. Pero no se trata de decir: “es que ya me toca”. Para este momento se debió haber demostrado la capacidad de liderar equipos y de ser participativo en proyectos de alto impacto. Si en esta etapa ya estas manejando tu propio negocio, debe ser el momento de consolidación en el mercado.

Es también, el momento ideal para pensar en el retiro, y aunque desde el inicio de la carrera es recomendable ir haciendo una reserva económica, es el momento de hacer conciencia que estamos en el máximo esplendor de la vida laboral lo que prosigue es un descenso natural pues ya no gozaremos de la misma vitalidad como en otros años donde las desveladas y malpasadas no nos afectaban.

Con esto, no queremos decir que existe una edad marcada para cada etapa profesional de tu vida, ni que debes esperar unos cuantos años para llegar a la cúspide profesional. Para algunas personas, alcanzar la cima es un proceso acelerado que consiguen desde muy jóvenes, pero lo que mencionamos aquí son patrones que comúnmente se ven en el ámbito laboral.

Y tú ¿ya estás en la cúspide profesional?

Sobre el autor: Omar García