La palabra innovar, junto con todas sus acepciones, se ha vuelto un cliché más y dejado de ser esa palabra que buscaba transmitir fuerza. En los currículos actuales abundan frases como: “Persona innovadora”, “Proactivo e innovador”, “Experiencia en proyectos de innovación”, y en las misiones de las empresas encontramos algo similar, con descripciones como: “Desarrollar soluciones innovadoras…”, “Proporcionar servicios innovadores…”, “Empresa innovadora, que mira hacia el futuro”.

Innovar en LatinoaméricaTodos los individuos y las empresas nos jactamos de ser innovadores, pero… ¿realmente qué está pasando con la innovación en Latinoamérica? Si nos vamos a datos reales de diferentes informes globales nos podemos dar cuenta que la innovación en Latinoamérica solo es una palabra que nos gusta utilizar de manera reiterada.

Tomando en cuenta los datos publicados en el primer trimestre del año por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), una organización afiliada a la ONU, los países latinoamericanos están entre los que producen menos patentes internacionales. Durante el 2013 Estados Unidos solicitó a la OMPI 57,200 patentes internacionales, Japón 43,600 y Corea del Sur 12,300, mientras que todos los países latinoamericanos y del Caribe en conjunto solicitaron tan solo 1,200 patentes. Los Sudcoreanos en solitario, solicitan 10 veces más patentes que todos los países de Latinoamérica y del Caribe juntos.

La misma OMPI presenta otro estudio llamado: “Índice Mundial de Innovación 2013” en el cual los primeros 10 lugares son ocupados por: Suiza (encabezando la lista por segundo año consecutivo), Suecia (2), Reino Unido (3), Países Bajos (4), Estados Unidos (5), Finlandia (6), Hong Kong (7), Singapur (8), Dinamarca (9) e Irlanda (10). El país latinoamericano con mejor posición en el ranking es Costa Rica en la posición número 39.

Por otro lado, un estudio publicado por el Foro Económico Mundial titulado: “Informe Global sobre Tecnología de la Información 2014”, muestra resultados muy parecidos en su listado de conectividad a Internet. De 148 países, concluyó que los más conectados son: Finlandia (1), Singapur (2), Suecia (3), Holanda (4), Noruega (5), Suiza (6), EE.UU. (7), Hong Kong (8), Reino Unido (9) y Corea del Sur (10). Entre los países latinoamericanos el que ocupa mejor posición es Chile en el número 35, de ahí le siguen Panamá en el 43, Costa Rica 53, Barbados 55, Uruguay 56 y Colombia 63.

De este informe destaca el caso de Brasil y México, pues lejos de mejorar con respecto al informe del año anterior, descendieron varias posiciones, Brasil cayó 9 lugares para situarse en el número 69 del listado, mientras que México descendió 16 lugares para colocarse en la posición 79.

En este mismo espacio hemos comentado sobre la era del conocimiento en la que vivimos actualmente, la cual según especialistas, es un boom comparado a la fiebre del Oro de San Francisco a principios del siglo XIX, o al boom petrolero de Texas en el siglo XX, los datos y la generación de conocimiento es el oro y el petróleo de esta época. Las formas de generar riqueza actualmente han cambiado, se han “innovado”, y no podemos hablar de innovación en Latinoamérica cuando vemos este tipo de informes.

Urge poner atención en temas de infraestructura de Tecnologías de Información y Comunicación, en educación y en que Internet tenga una mayor penetración en la región, los países que pongan atención a estos temas serán los verdaderos “innovadores” y por lo tanto, los más prósperos.

Comparte con nosotros tu opinión acerca de la innovación del país donde te encuentras.

Sobre el autor: Omar García