Con el inicio de un nuevo año a la vuelta de la esquina, muchos nos ponemos a planear sobre nuestros nuevos proyectos muchas empresas también lo hacen así y comienzan a planear los proyectos que se pretende traigan beneficios a un plan estratégico organizacional.

De acuerdo al PMBOK, Los proyectos, son a menudo, utilizados como el medio para cumplir con el plan estratégico de una organización. Por lo general, los proyectos se autorizan como resultado de una o más de las siguientes consideraciones estratégicas:

Demanda del mercado (por ejemplo, una compañía automotriz que autoriza un proyecto para construir más automóviles de bajo consumo en respuesta a la escasez de combustible).
Oportunidad estratégica/necesidad comercial (por ejemplo un centro de capacitación que autoriza un proyecto de creación de un nuevo curso, para aumentar sus ganancias).
Solicitud de un cliente (por ejemplo una empresa eléctrica que autoriza un proyecto para construir una nueva subestación a fin de abastecer un nuevo parque industrial).
Adelantos tecnológicos (por ejemplo una compañía de productos electrónicos que autoriza un proyecto nuevo para desarrollar una computadora portátil más pequeña, más económica y más veloz, a partir de adelantos en materia de memorias de memorias de computadoras y tecnología electrónica).
Requisitos legales (por ejemplo un fabricante de productos químicos autoriza un proyecto para sentar las pautas para la manipulación de un nuevo material tóxico).

Si bien, un proyecto puede tener beneficios específicos a su vez es parte del cumplimiento de los objetivos de un portafolio de proyectos y por consecuencia de los objetivos de un plan estratégico de la organización.

Sobre el autor: Omar García