Estar presente en las reuniones para ver los avances con el cliente y armar un plan de trabajo con base a un calendario no son las únicas tareas de un líder de proyecto. De acuerdo al PMBOK, dirigir y liderar el equipo del proyecto también incluye, entre otros aspectos:

Influenciar el equipo del proyecto. Estar atento a los factores de recursos humanos que podrían tener un impacto en el proyecto e influenciarlos cuando sea posible. Esto incluye el ambiente de equipo, la ubicación geográfica de los miembros del equipo, la comunicación entre los interesados, las políticas internas y externas, los asuntos de índole cultural, la singularidad de la organización y otros factores humanos que podrían alterar el desempeño del proyecto.
Comportamiento profesional y ético. El equipo de dirección del proyecto debe estar atento a que todos los miembros del equipo adopten un comportamiento ético, suscribirse a ello y asegurarse de que así sea.

Cuando la persona encargada de liderar el equipo del proyecto está atento a lo que sus colaboradores requieren, el clima laboral es mejor, saber que existen factores que pueden afectar el rumbo del proyecto que tienen a cargo sin duda va a permitir que tengan un mejor control.

Sobre el autor: Omar García