Cuando hablamos de la importancia de la planificación de un proyecto, nos referimos a definir perfectamente los alcances del proyecto, los tiempos y costos necesarios para entregar un proyecto de calidad.

Entre más información se posee del proyecto, mucho más fácil es poder realizar una planeación apegada a la realidad. De acuerdo al PMBOK, el plan para la dirección de proyectos y los documentos resultantes del proceso de planificación, deben contemplar aspectos como: Tiempo, Costos y Calidad.

Estos factores están estrechamente relacionados, tanto así que cuando uno se modifica indudablemente los otros 2 se verán afectados. Al momento de realizar la planeación es importante recopilar la mayor cantidad posible de estos factores, conocer cuál es el tiempo en el que el cliente espera recibir su proyecto, cuanto está dispuesto a invertir, incluso saber qué tanta importancia le asigna a la calidad, no hay que dar espacio a la obviedad.

Una vez que se tenga establecido claramente el alcance del proyecto, es más fácil determinar el número de actividades que se tienen que realizar para conseguir dichos alcances. En base a estas actividades, también es más fácil determinar en cuanto tiempo las podemos realizar, cuantos recursos se requieren invertir, recursos humanos y económicos, y podemos hacer una planeación de la calidad, proceso por el cual se identifican los requisitos de calidad y/o normas para el proyecto, es importante documentar la manera en que el proyecto demostrará el cumplimiento con los mismos.

El tiempo, los costos y la calidad, deberán estar siempre presente en la planeación de los proyectos.

Sobre el autor: Omar García