Al igual que sucede de forma individual, la toma de decisiones grupales es un proceso para evaluar múltiples alternativas con relación a un resultado esperado. Como líderes de proyecto muchas veces tomamos decisiones basándonos en nuestra experiencia o nuestro propio estilo personal, muchas veces sin estar plenamente consciente de cómo o por qué se llego a la conclusión de tomar cierta decisión.

Aunque nunca sabremos con exactitud las consecuencias de nuestra toma de decisiones es un hecho que podemos reducir los riesgos si pedimos la opinión a otros expertos. Basándonos en el PMBOK, existen técnicas grupales para la toma de decisiones, las cuales buscan llegar a un acuerdo entre los involucrados. Estas técnicas pueden usarse para generar, clasificar y dar prioridades a los requisitos del producto.

Existen muchos métodos para llegar a una decisión en grupo, por ejemplo:
• Unanimidad: Todos están de acuerdo en seguir una única línea de acción
• Mayoría: Se cuenta con el apoyo del 50% de los miembros del grupo
• Pluralidad: El bloque más grande del grupo toma la decisión, aun cuando no se alcance la mayoría
• Dictadura: Una persona toma la decisión en nombre del grupo

Llegar a un consenso a través de la opinión de una serie de expertos sin duda ayuda a que las decisiones no queden bajo la responsabilidad de una sola persona que puede basarse solo en su experiencia sin estudiar a detalle las posibles alternativas.

Sobre el autor: Omar García