Reconocer el trabajo de los colaboradores del proyecto forma parte importante para crear un ambiente laboral donde se sientan satisfechos, ya que las personas están motivadas cuando se sienten valoradas dentro de la organización.

Parte del proceso de desarrollo del equipo implica reconocer y recompensar el comportamiento deseable. Los planes originales relativos a las maneras de recompensar a las personas se desarrollan durante el proceso Desarrollar el Plan de Recursos Humanos. Es importante comprender que una recompensa particular otorgada a una persona sólo será eficaz si satisface una necesidad importante para dicha persona.

Sólo debe recompensarse el comportamiento deseable. Por ejemplo, debería recompensarse o reconocerse la buena disposición para trabajar horas extra a fin de alcanzar un objetivo ambicioso del cronograma; en cambio, si un miembro del equipo necesita trabajar horas extra como resultado de una planificación deficiente, no debería ser recompensado.

Al hablar de recompensa no precisamente nos referimos a dinero, un colaborador puede ser recompensado con un día de descanso u otorgándole la responsabilidad de un nuevo desafío, lo cual también resulta eficaz. En muchas ocasiones, los colaboradores solo necesitan saber que están haciendo bien las cosas para motivarse y seguir creciendo.

No debemos pasar por alto el reconocimiento y recompensa a los buenos colaboradores.

Sobre el autor: Omar García