Autor: José Luis Flores Pérez, MDO

 

Copyright© 2007-2011 TenStep Latinoamérica S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.

 

Desde principios de los años 90 del siglo pasado ha ido creciendo la preocupación por el cuidado del ambiente. La International Organization for Standarization (www.iso.org), estableció los estándares ISO 14000 para el campo ambiental en 1996, estándares que fueron revisados en 2004. Estos estándares son voluntarios y globales. Hoy hay un número creciente de empresas que observan el ISO 14001. Es común en estas compañías requerir lo mismo a sus proveedores.

GreenPM, término acuñado por Tom Mochal y Andrea Kransoff de TenStep Inc., es un concepto que ayuda a generar consciencia alrededor de estos temas. Principalmente busca ayudar a las organizaciones a identificar e incorporar políticas ambientales dentro de los procesos de Dirección de Proyectos.

En el PMBOK® Guide se identifican nueve áreas de conocimiento que se cubren comúnmente en una metodología de Dirección de Proyectos. Las acciones para estos temas se mencionan brevemente a continuación:

Integración de la dirección del proyecto.

Esto se refiere a la visión holística que debe de tener el gerente de proyecto. La integración de la dirección del proyecto es el área más probable en la que se puede incorporar el “pensamiento verde”. Particularmente al inicio de proyecto, durante la integración del plan para la dirección del proyecto y en la Adminisración Integral de los Cambios. Estos procesos son en donde todo lo relacionado al proyecto (o los cambios de alcance) se evalúan y sus efectos en otros procesos de Dirección de Proyectos se consideran. El medio ambiente debería ser un aspecto a evaluarse en cada proyecto y en cada cambio y ser un factor importante en cada proceso de toma de decisiones.

Administración del Alcance.

Además de que el proceso de cambios de alcance tome en cuenta el valor del negocio y el impacto en el proyecto. Hay un tercer factor: El impacto en el ambiente.

Administración del Tiempo.

Adoptar una Dirección Verde de Proyectos puede incluir actividades de soporte a las políticas de la empresa en materia ambiental.

Por ejemplo, el cuidar que no haya desviaciones en el tiempo del proyecto reduce el consumo de recursos (papel y energía eléctrica). Además, si la empresa cuenta con políticas de protección ambiental es importante considerarlas en la definición del proyecto.

Administración de Costos.

Sus proyectos pueden incluir costos para el ambiente relativos a los procesos o actividades en el proyecto.

Por ejemplo, una política de disminución de papel o de reciclaje puede reducir los costos directos del proyecto y ayudar al medio ambiente. Quizás se pueda pensar que evitar imprimir en el proyecto no tiene caso. Pero, ¿qué tal si se suman todos los proyectos de la organización? Entonces probablemente ya no se ve como un ahorro marginal.    

Administración de la Calidad.

Hay dos niveles en los programas de Administración de la Calidad, cada uno puede acomodar los conceptos de GreenPM. Uno está enfocado a nivel organizacional y otro a nivel proyecto.

Por ejemplo, a nivel organizacional se encuentran las políticas de la empresa. A nivel proyecto, las acciones que se consideran para cuidar el impacto en el medio ambiente.

Administración de Recursos Humanos.

Al practicar el GreenPM, se puede incluir programas de consciencia y capacitación a los miembros del equipo del proyecto en los procesos que consideran el medio ambiente.

Por ejemplo, solamente imprimir o usar papel reciclado si esto es inevitable. Separar la basura, etc.

Administración de las Comunicaciones.

Muchas organizaciones que hoy cumplen los estándares de la familia 14000 pueden tener individuos responsables que participan en sus procesos de Sistemas de Gestión Ambiental.

Por ejemplo, el promover una cultura verde puede extenderse más allá de los miembros del equipo. Se pueden hacer campañas con los interesados del proyecto para compartir automóvil, para promover autorizaciones electrónicas, etc.

Administración de Riesgos.

Cuando se aplica el “pensamiento verde”, su equipo de proyecto puede analizar cada impacto en el ambiente, y relacionarlo con la política ambiental de la organización.

Por ejemplo, conocer los aspectos de la regulación ambiental y estar pendiente de los efectos del proyecto en el medio ambiente.

Administración de Compras.

Los proveedores deben seguir su metodología de GreenPM y enfocarse en el ambiente en su trabajo para sus proyectos.

El desarrollar una Dirección Verde de Proyectos es contribuir a que la organización sea socialmente responsable.

Las organizaciones socialmente responsables se caracterizan por:

  • Ética, valores y principios de los negocios.
  • Derechos humanos, trabajo y empleo.
  • Gobernabilidad corporativa.
  • Impactos sobre el medio ambiente.
  • Relaciones con proveedores.
  • Filantropía e inversión social.
  • Transparencia y rendición de cuentas.

 

Hoy en día, la responsabilidad social se refiere más bien a una forma de hacer negocios que toma en cuenta los efectos sociales, ambientales y económicos de la acción empresarial. Integrando en ella el respeto por los valores éticos, las personas, las comunidades y el medio ambiente.

Una forma en cómo los gerentes de proyecto pueden contribuir en este aspecto es poniendo en práctica la Dirección Verde de Proyectos Verde.    

José Luis Flores Pérez es Director Editorial de TenStep Latinoamérica y tiene más de 30 años de experiencia en Dirección de Proyectos de TI. Cuenta con una Maestría en Desarrollo Organizacional y tiene estudios de Doctorado en Ciencias de la Administración.